lunes, 23 de febrero de 2009

Fortalezas que han de ser destruídas

.
Por Lydia

Blog Sana Doctrina

A veces la visión de lo pecaminoso se concentra en aquellos pecados visiblemente escandalosos como pueden ser las drogas, el alcohol, la prostitución, robar, matar, adulterar... pensamos que, la actuación de las fuerzas enemigas se reflejan y manifiestan sólo de esta manera, y caemos en el error de pensar que al estar libres de estas últimas estamos libres de las artimañas del enemigo, que estamos fuera de la esclavitud, o que estamos limpios y ya por fin preparados para servir a Dios. Esto es un error, las fortalezas invisibles hacen que la mentira insertada en nuestra mente nos aleje de Dios, hasta tal punto que nuestra boca puede estar hablando de Dios, nuestra conducta estar rozando lo políticamente correcto, pero nuestro corazón estar a años luz de Dios.

Al intentar maquillar el interior con una manto de moralidad y bondad fingida para parecer mejor de lo que en realidad somos nos engañamos sobre todos a nosotros mismos "Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí. Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres". Mateos 15:8

La conducta se puede mejorar, se pueden salir de las drogas, se pueden recibir estrictas clases de moral, se puede recibir una buena dosis de educación y hablar de Dios, pero ninguna de estas herramientas, (no malas como tal), pueden destruir fortalezas, artimañas, y mentiras insertadas en nuestra mente.Nosotros y nuestras buenas intenciones de mejorar no tienen poder sobre ellas sino que nuestra voluntad esta sometidas a ellas, y nuestro interior esclavizado y atados a las mismas,como dije no son tan visibles, en muchos de los casos se pueden más o menos disimular, pero la realidad es que están ahí, en nuestro corazón, y negarlas es engañarse a un más.

¿Qué son las fortalezas? Fortaleza en griego es "aferrarse firmemente a un argumento." "porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo."2Corintios 10:4-5

La persona altiva se considera suficiente por sí misma y a partir de sus recursos y su moralidad de alguna manera tratan de cooperar en la salvación, se aferran a una ley adaptada a sus propios criterios y argumentos. La llamada ley moral, la ajustan a su vieja naturaleza, sustituyendo la obra del Espíritu Santo en ellos y no reconociendo a Jesucristo como su Arquitecto, no considerándose vasos de barro y no permitiendo que a Jesucristo se le de gloria, buscando la gloria para ellos mismos y no para quien es su Hacedor.

"Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios y no de nosotros". 2corintios 4:7. El altivo, sino es quebrantado, no tiene conocimiento de sí mismo y Cristo, por su Espíritu, los lleva a la perfecta humildad.

.



2 comentarios:

ARAUNAPEKA dijo...

Hermana Lydía, que verdad la que ha publicado respecto a que de pronto mencionamos solamente pecado aquello que es altamente visible, pero qué hacemos con lo invisible, eso que está aferrado al corazón y que no hemos tenido la valentía de declarar y es más como lo dice su artículo, lo justificamos una y otra vez. Dios nos ayude a ser humildes y declarar que siempre estamos en falta ante nuestro Dios, y necesitamos arrepentimiento.
Le agradezco la reflexión y la palabra. Un abrazo enorme para usted, y no estamos viendo. Muchas Bendiciones

Lydia dijo...

Hola hermana Araunapeka bendiciones,y también un saludo a los administradores de esteblog! acabo de desccubrir que seleccionaron este post de mi blog y la verdad me alegra mucho saber que os ha servido para reflexión, veo que teneis articulos muy buenos y edificantes que merece la pena leer,estamos en contacto. Que Dios os bendiga. Un abrazo.